Curiosidades Guinness

Todos conocemos el Libro Guinness de los récords, donde se recogen récords sobre las cosas más inverosímiles y curiosos, como el hombre que más sables es capaz de tragar a la vez o el que ha conseguido tener 8 serpientes de cascabel vivas en la boca por más tiempo. Si queréis ver algunas de estas peculiares hazañas, echad un vistazo a la web.

Sin embargo, la historia de la marca Guinness de cerveza tiene algunas curiosidades dignas de figurar en su propio libro. Aquí van unas cuantas:

Extracto del contrato firmado por Arthur Guinness | Crédito: Guinness

-Arthur Guinness, fundador de esta marca, firmó en 1759 un contrato de arrendamiento por 9000 años con un alquiler de 45 libras anuales, que incluyen el consumo de agua, muy importante para una fábrica de cerveza. Visto lo visto, el contrato les ha salido muy beneficioso.

Tirar una pinta de Guinness no es como tirar una caña normal. La cerveza se tira en dos partes: primero se sirve 3/4 de pinta, se deja reposar durante un minuto o minuto y medio, para que se forme la espuma cremosa, y después se sirve el resto.

La bolita dichosa de la lata de Guinness: Cuando bebes por primera vez una Guinness de lata, te das cuenta de que hay algo dentro. Si abres la lata, encontrarás una pequeña bola hueca de plástico. Está diseñada especialmente para que la Guinness de lata sea igual que la de barril. Si os fijáis bien, veréis que la bola tiene un pequeño agujero. Antes de cerrar la lata en la fábrica, se añade nitrógeno gas a presión, provocando que la bola hueca de plástico se llene de cerveza y nitrógeno. Al abrir la lata, el gas sale por el orificio junto con la cerveza, produciendo espuma, y así al echar la cerveza en el vaso, es como si fuera de barril.

Un anuncio de la marca: “Las cosas buenas llegan a los que esperan”, en referencia al tiempo que se tarda en servir la cerveza.

Si eres vegano o vegetariano, quizás prefieras no tomar esta cerveza,  ya que en su refinación se utiliza ictiocola. Esta sustancia se obtiene de las vejigas natatorias de algunos peces, y se emplea en el proceso de clarificación del vino y la cerveza, que consiste en quitarle las impurezas al líquido. También se puede usar en cocina como gelatina.

==========================================================

Fuentes: Wikipedia y la infinita sabiduría cervecera de un amigo que recientemente estuvo por Irlanda, gracias David 😀

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: