Efecto Hawthorne

Al hacer un estudio sobre un grupo de personas para ver si determinadas acciones o variables afectan a su comportamiento, el hecho mismo de que se realice el estudio (o mejor dicho, que los participantes se sientan estudiados) hace que las personas modifiquen su comportamiento. Así podríamos definir el efecto Hawthorne.

Este curioso efecto debe su nombre a un estudio que se realizó en Hawthorne Works (Illinois), en los años 20-30. En él, se trataba de determinar si el hecho de que los empleados de la fábrica trabajaran con una mayor iluminación, haría que aumentara su productividad. Mejoraron la iluminación y, efectivamente, su productividad aumentó. Sin embargo, cuando probaron a bajar el nivel de iluminación, la productividad… ¡volvió a aumentar!

Este es el estudio que da nombre al efecto, sin embargo, se realizaron otros en distintos ámbitos: gente que trabajaba en cadenas de montaje o en banca. Y modificando distintas variables: haciendo pausas de 5 minutos, o de 10, o bien acortando la jornada laboral en distinta medida. Los resultados: la productividad parecía aumentar, sin importar el cambio introducido.

¿La explicación? Al notar una mayor atención (consecuencia de tener a los investigadores enredando cerca de ti, preguntando, etc.), hace que aumenten las expectativas que uno tiene de sí mismo, así como las expectativas que percibes que los demás tienen sobre ti. Y esto se traduce en que hagas, aunque sea inconscientemente, un esfuerzo extra. Por otra parte, al trabajar siempre en lo mismo, es normal que el trabajo se vuelva tedioso y por tanto una pequeña novedad que rompa la rutina sea bienvenida. Hay que remarcar el hecho de que los estudios se hicieron con grupos pequeños de personas (en el caso de la banca fueron 14 empleados), lo que hace que el participante se sienta “especial”: nota más la atención que le prodigan los investigadores y por tanto es más fácil que se sienta predispuesto.

Un dato curioso: en el estudio realizado en la banca se intentaba determinar el efecto que podrían tener los incentivos económicos en la productividad. Sorprendentemente, al dar estos incentivos, la productividad bajó, debido a que los empleados temían que les bajaran el salario base.

Referencias:

Bad Science, de Ben Goldacre.

Hawthorne effect, Wikipedia [ENG]

What We Teach Students About the Hawthorne Studies: A Review of Content Within a Sample of Introductory I-O and OB Textbooks.

PD: disculpad el último mes de silencio que ha tenido el blog, pero me ha sido imposible publicar algo: cuando tenía tiempo no tenía ideas y cuando por fin me venían ideas, no tenía tiempo. Para compensaros, os dejo una recomendación de lectura: Bad Science de Ben Goldacre, tanto el libro como el blog homónimo. En el libro explica perfectamente conceptos como el efecto placebo, estudios de doble ciego, si los Omega-3 tienen algún beneficio real sobre la salud, un montón de terapias alternativas que no funcionan y un largo etcétera de temas muy instructivos. Lo hace además de manera muy sencilla, para que lo entienda todo el mundo (y de paso, prevenirte de gastar el dinero en según qué cosas). Lamentablemente, me parece que el libro no está traducido al castellano.

Acerca de Juanjo
Escribo en el margen historias que se me ocurren. Algunas de ellas tienen que ver con ciencia y otras no. Estudié Física y me encanta contar la ciencia. Me aficioné a la música y me encanta escucharla. Me enseñaron a leer y desde entonces no paro.

8 Responses to Efecto Hawthorne

  1. Pingback: Tweets that mention Efecto Hawthorne | Mirando Musarañas -- Topsy.com

  2. María dice:

    Esto es genial. Por eso me gusta tanto estudiar y observar el comportamiento humano. Por eso también los psicólogos hacen tantos experimentos que a priori resultan tan tontos o evidentes, obvios… he oído decir a muchos, ante resultados esperados, que eso no hacía falta preguntarlo, comprobarlo etc, que el sentido común ya te lo dice.

    Ah! pero siempre hay excepciones. Me encanta la cara que se les queda a muchos cuando cuentas este ejemplo que tan bien has explicado.
    Cuando indicas que al subir la intensidad de la luz, mejoró la productividad, dicen: evidentemente. Y entonces sueltas, que también mejoró al bajar la intensidad. Y observas la reacción…
    En realidad lo que sucede es que la presencia del experimentador se convierte en una variable más a medir y no se tuvo en cuenta. Y gracias a estas cosas, podemos ir mejorando🙂

    Ahora tenemos un ejemplo muy claro con el estudio que han hecho sobre el efecto placebo. Mucha gente se ha llevado una sorpresa, muchos jamás podrían imaginar que si le dices a un paciente que va a tomar pastillas de azúcar, conseguirás mejoría alguna. Pero es que hay muchas variables que medir ahí. El simple ritual de ir al médico, como figura de autoridad y experta, y que te recete algo, es la primera variable…

    Qué bien que hayas vuelto a escribir. Espero que tengas un poquito más de tiempo y leerte más.

    • Fisilosofo dice:

      Muchas gracias María. Entrada dedicada especialmente a ti y a Pablo Medina😉
      El estudio sobre el efecto placebo sí que es un Bazinga! en toda regla. Menudo sorpresón.

      Saludos

  3. Dani dice:

    Genial entrada, amigo. Este experimento lo he contado innumerables veces en mi época de profe del master de PRL en la especialidad de Ergonomía y Psicosociología. Apasionante ejemplo. Y por cierto, apasionante la figura de la persona que ideó el experimento, el genial Elton Mayo

    http://es.wikipedia.org/wiki/Elton_Mayo

    Enhorabuena, un buen trabajo. Veo que la afición a la psicología en la gente de ciencias aumenta🙂

    • Fisilosofo dice:

      Elton Mayo… ese nombre no paraba de salir cuando estaba leyendo cosas de este efecto, muy interesante.
      Con cosas curiosas como estas, como para no aficionarse😀

      Saludos

  4. Igm dice:

    Me gusto el articulo, muestra muy bien la maleabilidad de la conducta humana, pero me dejo con la interrogante de si en el estudio del comportamiento animal también puede haber resultados inesperados por causa del estudio en si mismo, claro que no como en los humanos, pero saber si la presencia misma de los investigadores o sus instrumentos afecta el comportamiento animal de forma significativa, y de ser así como puede evitarse.
    Saludos

  5. Pablo dice:

    Juan, espero que tengas un buen fin de año y un principio del siguiente aun mejor. Que tu blog crezca mucho y que te vayan bien los estudios. Que todos tus planes se cumplan.

    Una abrazo y feliz año.

    • Fisilosofo dice:

      Muchas gracias, feliz año para ti también Pablo : )

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: