¿Cómo afina la guitarra un físico?

Después del último post, algo reivindicativo, retomo el blog con una entrada algo más “física”.

¿Cómo afina la guitarra un físico? Si es que somos especiales hasta para eso. Tiene que ver algo con el concepto de resonancia y con el de pulsaciones. Concretamente con la resonancia acústica.

Como sabréis, cada cuerda de la guitarra está afinada a una frecuencia distinta, es decir, si la pulsas al aire (sin tener ningún dedo en los trastes de la guitarra), sonan diferentes notas. Concretamente (de agudo a grave): Mi Si Sol Re La Mi. Para afinar la guitarra de oído, lo que se hace es tocar una cuerda al aire, y después se toca esa misma nota en la cuerda inmediatamente anterior. Como en este vídeo:

Bueno, ahora vayamos a la parte física.

La cuerda al vibrar, emite ondas acústicas, que se propagan por el aire y así es como percibimos su sonido. Ahora bien estas ondas, no son ondas armónicas simples, si no que están compuestas por varias ondas superpuestas. Esta superposición de ondas es la que permite que distingamos el sonido de una guitarra del de un piano (el timbre del sonido). La frecuencia “principal” por así decirlo es la frecuencia fundamental, que es la que nos da el tono.

Pues bien, al afinar una guitarra, solemos pulsar dos cuerdas que tienen prácticamente la misma frecuencia. Esto da lugar a un caso especial de interferencia de ondas: las pulsaciones o batidos.Estas pulsaciones producen un variación en la intensidad de la onda (lo que conocemos como volumen). En el vídeo no se puede apreciar muy bien, pero es lo que pasa en el minuto 0:45.  Entonces, al afinar una guitarra, un físico está pendiente de estas pulsaciones, que al desaparecer, nos indican que la guitarra está afinada, ya que ambas cuerdas vibran con la misma frecuencia.

Con la guitarra ya afinada, se da otro fenómeno curioso. Cuando tenemos pulsada una nota, y hacemos sonar en otra cuerda esa misma nota que teníamos pulsada, la primera cuerda empieza a vibrar. ¿Magia? No, aquí entra en juego el otro fenómeno que os nombraba al principio: la resonancia. Al estar las dos cuerdas “afinadas” a la misma frecuencia (en las dos suena la misma nota), al pulsar una, hace que el aire vibre a esa misma frecuencia, causando una diferencia de presiones (que nosotros percibimos como sonido), que se comunica a la otra cuerda que no hemos pulsado, y ésta empieza a vibrar.

Siento no poder poneros vídeos de ambos fenómenos, sobre todo el de las pulsaciones, que se escucha mal en el vídeo. Cuando tenga algo de tiempo, lo grabaré con mi guitarra y os lo subo.

=================================================================================

Imagen: http://www.eumus.edu.uy/eme/cursos/acustica/apuntes/material-viejo/fisica_r/

Acerca de Juanjo
Escribo en el margen historias que se me ocurren. Algunas de ellas tienen que ver con ciencia y otras no. Estudié Física y me encanta contar la ciencia. Me aficioné a la música y me encanta escucharla. Me enseñaron a leer y desde entonces no paro.

5 Responses to ¿Cómo afina la guitarra un físico?

  1. Noxbru dice:

    Bueno, para eso el físico en cuestión tiene que tener un oído bueno para poder reconocer que ambas vibran a la misma frecuencia, y además tener la primera cuerda en la frecuencia correcta. Porque si no, estaríamos trabajando con mala base🙂

    Casi que será mejor seguir con el afinador… y ponerse a hacer cosas raras cuando terminen los exámenes (- _^)

    • Fisilosofo dice:

      Hombre, en realidad lo que percibes no es que vibren a la misma frecuencia, si no que dejas de percibir las pulsaciones porque las frecuencias son iguales (o con una diferencia muy pequeña.
      Para lo de la primera cuerda, siempre puedes tirar de diapasón (que te da el La, nota de la 5ª cuerda, aunque una octava más baja), o bien de una canción conocida para afinar a partir de una nota😀.
      El ampli de mi guitarra tiene diapasón incorporado, por ejemplo.
      Aunque ahora de exámenes, los experimentos mejor con gaseosa.

  2. Milhaud dice:

    Estoy con Noxbru, hace falta un buen oído para ello!

    • Fisilosofo dice:

      Más que buen oído, hay que entrenar el oído. Me acuerdo que cuando estudiaba música, fui al conservatorio (yo iba por academia) y me enseñaron un carrillón que tenían para “educar” al oído, que daba notas separadas entre sí por menos de medio tono. A fuerza de afinar el oído se puede hilar muy fino.
      Edito:
      El instrumento este se llama carrillón intratonal. Buscando en Google, parece que ahora se usa más en educación musical.

  3. Pingback: Resonancias « Mirando Musarañas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: