Philip Pullman y el derecho a ofenderse

No one has the right to live without being offended.

Nadie tiene derecho a vivir sin sentirse ofendido.

Philip Pullman

Philip Pullman publicó en 2010 una novela titulada El buen Jesús y Cristo el malvado (The Good Man Jesus and the Scoundrel Christ). Con semejante título, ya os podéis imaginar que en su día causó cierto revuelo. Y me ha encantado encontrarme con este fragmento de conferencia donde le preguntan si no le parece que su novela es ofensiva.

Como dijo Douglas Adams, cuando se habla sobre religión, parece que debamos dejar al margen la lógica que usamos al discutir sobre otros temas como política, educación, ciencia…

[Hablando de religión]

-Aquí tienes una idea o un concepto que son sagrados y de los que no puedes decir nada malo.

-¿Por qué no?

-Porque no.

Douglas Adams, discurso en Digital Biota 2, Cambridge

Al hablar sobre religión es muy fácil que enseguida se juegue la baza de “eso que acabas de decir ofende mis creencias”.

A mi también me ofenden muchos aspectos de la religión: la cantidad de muertos en guerras de fe, el hecho de que ningunee el pensamiento crítico, la típica visión tan arraigada de que alguien que es ateo es alguien amargado, triste, sin objetivos en la vida (la serie de True Detective, por ejemplo, me encanta, pero me cansa esa visión que da). La diferencia es que yo no juego la baza “esto me ofende” y espero que mi interlocutor retire su postura: busco razonamientos, datos… Y eso se pudo ver muy bien en el debate de Bill Nye con Ken Ham sobre el creacionismo: muchos datos por una parte y tan sólo creencias por la otra.

Debate con creacionistas. Fuente.

Debate con creacionistas. Fuente.

Porque como dice Pullman en el vídeo, es imposible pretender vivir sin que algo te ofenda alguna vez.

Terapia etérea

Como habréis visto, llevo un tiempo sin actualizar el blog. Ya disculparéis la tardanza, pero es por una razón importante. Durante el último mes he estado himbestigando, y al final, gracias al doctor Erzard Ernst, os voy a presentar aquí en exclusiva los resultados.

Se trata de la terapia científico-etérea. Tranquilos, que os lo voy a explicar todo de una manera sencilla y ligera (casi vaporosa). No me voy a echar flores, puesto que esto en realidad es un re-descubrimiento: la teoría original fue formulada antes de la Ilustración, aunque su creador, Nicolas Fatio de Duillier, cayó al final de su vida en desgracia por su relación con los camisards. Personalmente, opino que su descubrimiento fue tan importante que las altas esferas trataron de silenciarlo mandándole un aviso a través de ciertos mensajeros.

Los mensajeros, retratados de vuelta tras amedrentar a Nicolas Fatio de Duillier.

Pero con arrojo y tras enormes peligros, puesto que a las grandes farmacéuticas no les interesa que esto se sepa, he conseguido rescatar la terapia que os voy a contar ahora.

Se trata de la terapia etérea. Como sabréis, el éter nos rodea, lo impregna todo. Estamos sumergidos en éter, el 5º elemento, tal y como lo llamaban los antiguos (pues el origen de la terapia es milenario). Y todos somos vectores de energía-momento, suspendidos en ese éter. No quiero entrar en detalles, pues involucran a Einstein y su teoría de la relatividad especial y sería extenderme demasiado. Pero este éter tiene una virtud y es que tratado adecuadamente, renormaliza nuestro vector energía-momento, situando su origen en algunos chakras importantes, como es el caso del chakra escrotal.

¿Cómo podemos renormalizar nuestros vectores y mantener el chakra escrotal contento? Muy sencillo: respirando. Pero en este mundo moderno, nos hemos olvidado de respirar. Agobiados por las prisas y el estrés, nos hemos olvidado de respirar, porque hemos perdido el contacto con nuestro pulmón interior. Por eso, si haces click en este enlace, tan sólo por 2€, podrás comprar un tarro de éter refinado y un libro donde explico las técnicas de respiración etéreas, producto de mi larga y costosa himbestigación. Piénsalo, son sólo dos euros, mucho más barato que recurrir a esos remedios de grandes farmacéuticas.

Neil de Grasse Tyson hablando sobre la cultura científica y mucho más

Neil de Grasse-Tyson hablando con Stephen Colbert de la importancia de la cultura científica en la sociedad.

Just because you don’t understand it, it doesn’t mean is bad for you. Go and figure out how it works. That’s why we need a scientific-literate electorate. [...] So you can drawn your own conclusions rather than turning to a particular TV station that have the conclusions handed to you.

Sólo porque no entiendas algo, no quiere decir que sea malo para ti. Ve y aprende como funciona. Por eso necesitamos un electorado con cultura científica. [...] Para que puedas sacar tus propias conclusiones en vez de encender un canal de TV que te de las conclusiones hechas.

El fragmento es de esta entrevista:

Está en inglés sin subtítulos, pero afortunadamente se entiende bastante bien. Así que reservad cuando podáis hora y media de vuestro tiempo, que siempre es interesante escuchar a de Grasse Tyson.

Pequeño homenaje a Carl Sagan

Ayer, Carl Sagan habría cumplido 77 años.

Cosmos es para muchos el primer contacto que tuvieron con la divulgación científica (no es mi caso, me habría encantado haberla visto y disfrutado cuando tenía 14 o 15 años), o el primer contacto con el escepticismo científico. Sagan tenía esa capacidad de ilusionar, de contar con pasión y a la vez de forma entretenida astronomía, ciencia en general e incluso historia. Al relacionar todos esos temas, da cierta perspectiva sobre el mundo, una perspectiva más amplia de la habitual, exactamente la que transmite el vídeo de arriba, que hoy en día es muy necesaria.

Uno de sus libros, El mundo y sus demonios, tiene como subtítulo la frase: “La ciencia como una luz en la oscuridad”. Creo que no me equivoco si digo que para una generación, la anterior a la mía, la serie Cosmos y sus libros tuvieron parte de culpa a la hora de decidirse por estudiar ciencias. Sagan ayudó a encender esa llama. No dejemos que se apague.

Mala Ciencia en 15 minutos

¿Todavía no has leído Mala Ciencia, de Ben Goldacre? Pues en el siguiente vídeo tienes un resumen muy bueno de lo que puedes encontrar en el libro:

Si quieres el vídeo con los subtítulos en inglés (todavía no están en castellano), está disponible en TEDTalks.

Mujeres escépticas

Carl Sagan, James Randi, Richard Feynman, Isaac Asimov, Stephen J. Gould, Martin Gardner, Bertrand Russell, Richard Dawkins, Michael Shermer, Richard Wiseman, Ben Goldacre, Mario Bunge, Manuel Toharia

Todos los nombres anteriores son referentes del escepticismo científico. Pero comparten además otra característica: todos son hombres.

Se me ha ocurrido hace poco, y pensando rápido y mal, sólo me viene a la cabeza un nombre femenino relacionado con el escepticismo: Ann Druyan.

Como siempre, los comentarios están abiertos al debate, así que si conocéis algún nombre más o queréis comentar algo que se os ocurra al respecto, hacedlo.

PD: y ya de paso, podéis pasaros por aquí y votar por el escéptico (o escéptica) más importante de la historia :)

Intraducibles (IV): From lost to the river

No os voy a engañar, esta entrada es sólo (al final ¿es con tilde o sin tilde?) una excusa para dejaros este vídeo que descubrí a través de Amazings. Pero ya que estamos, no viene mal para conocer algunas expresiones nuevas en inglés:

-She’s irrefutably fair: la palabra fair tiene diversos significados. El más común es el de justo, sin embargo en el caso que nos ocupa quiere decir bonito, bello. Como en el caso de the fair sex: el sexo bello, que siempre queda mejor que decir el sexo débil.

-Pigeonhole se traduce como estereotipo. Pero resulta que pigeon quiere decir paloma, de ahí que cuando al bueno de Tim se le confirman las sospechas, el pigeonhole (agujero de paloma si lo traduces literalmente), se le llene de palomas (immediately fill with pigeon).

-Spin on a dime: cambiar bruscamente. En este caso, si se demostrara que la homeopatía funciona, cambiaría rápidamente mi opinión. Aunque creo que es bastante difícil que esta situación se produzca.

-In for a penny, in for a pound: y llegamos a la joya de la corona. Porque es esta la expresión equivalente al de perdidos al río español.

-This is what gives me a hard-on: esto es lo que me pone cachondo. Y el pensamiento que pone a continuación (sólo soy un pequeño pedazo de carbono en el Universo, al más puro estilo Carl Sagan), realmente es de los que llegan muy adentro.

Y por último, cerrar con la segunda cita de Shakespeare en el vídeo, pero esta vez la correcta:

To gild refined gold, to paint the lily,
To throw a perfume on the violet,
To smooth the ice, or add another hue
Unto the rainbow, or with taper-light
To seek the beauteous eye of heaven to garnish,
Is wasteful and ridiculous excess.

Corresponde a la obra El Rey Juan.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: