Philip Pullman y el derecho a ofenderse

No one has the right to live without being offended.

Nadie tiene derecho a vivir sin sentirse ofendido.

Philip Pullman

Philip Pullman publicó en 2010 una novela titulada El buen Jesús y Cristo el malvado (The Good Man Jesus and the Scoundrel Christ). Con semejante título, ya os podéis imaginar que en su día causó cierto revuelo. Y me ha encantado encontrarme con este fragmento de conferencia donde le preguntan si no le parece que su novela es ofensiva.

Como dijo Douglas Adams, cuando se habla sobre religión, parece que debamos dejar al margen la lógica que usamos al discutir sobre otros temas como política, educación, ciencia…

[Hablando de religión]

-Aquí tienes una idea o un concepto que son sagrados y de los que no puedes decir nada malo.

-¿Por qué no?

-Porque no.

Douglas Adams, discurso en Digital Biota 2, Cambridge

Al hablar sobre religión es muy fácil que enseguida se juegue la baza de “eso que acabas de decir ofende mis creencias”.

A mi también me ofenden muchos aspectos de la religión: la cantidad de muertos en guerras de fe, el hecho de que ningunee el pensamiento crítico, la típica visión tan arraigada de que alguien que es ateo es alguien amargado, triste, sin objetivos en la vida (la serie de True Detective, por ejemplo, me encanta, pero me cansa esa visión que da). La diferencia es que yo no juego la baza “esto me ofende” y espero que mi interlocutor retire su postura: busco razonamientos, datos… Y eso se pudo ver muy bien en el debate de Bill Nye con Ken Ham sobre el creacionismo: muchos datos por una parte y tan sólo creencias por la otra.

Debate con creacionistas. Fuente.

Debate con creacionistas. Fuente.

Porque como dice Pullman en el vídeo, es imposible pretender vivir sin que algo te ofenda alguna vez.

Terapia etérea

Como habréis visto, llevo un tiempo sin actualizar el blog. Ya disculparéis la tardanza, pero es por una razón importante. Durante el último mes he estado himbestigando, y al final, gracias al doctor Erzard Ernst, os voy a presentar aquí en exclusiva los resultados.

Se trata de la terapia científico-etérea. Tranquilos, que os lo voy a explicar todo de una manera sencilla y ligera (casi vaporosa). No me voy a echar flores, puesto que esto en realidad es un re-descubrimiento: la teoría original fue formulada antes de la Ilustración, aunque su creador, Nicolas Fatio de Duillier, cayó al final de su vida en desgracia por su relación con los camisards. Personalmente, opino que su descubrimiento fue tan importante que las altas esferas trataron de silenciarlo mandándole un aviso a través de ciertos mensajeros.

Los mensajeros, retratados de vuelta tras amedrentar a Nicolas Fatio de Duillier.

Pero con arrojo y tras enormes peligros, puesto que a las grandes farmacéuticas no les interesa que esto se sepa, he conseguido rescatar la terapia que os voy a contar ahora.

Se trata de la terapia etérea. Como sabréis, el éter nos rodea, lo impregna todo. Estamos sumergidos en éter, el 5º elemento, tal y como lo llamaban los antiguos (pues el origen de la terapia es milenario). Y todos somos vectores de energía-momento, suspendidos en ese éter. No quiero entrar en detalles, pues involucran a Einstein y su teoría de la relatividad especial y sería extenderme demasiado. Pero este éter tiene una virtud y es que tratado adecuadamente, renormaliza nuestro vector energía-momento, situando su origen en algunos chakras importantes, como es el caso del chakra escrotal.

¿Cómo podemos renormalizar nuestros vectores y mantener el chakra escrotal contento? Muy sencillo: respirando. Pero en este mundo moderno, nos hemos olvidado de respirar. Agobiados por las prisas y el estrés, nos hemos olvidado de respirar, porque hemos perdido el contacto con nuestro pulmón interior. Por eso, si haces click en este enlace, tan sólo por 2€, podrás comprar un tarro de éter refinado y un libro donde explico las técnicas de respiración etéreas, producto de mi larga y costosa himbestigación. Piénsalo, son sólo dos euros, mucho más barato que recurrir a esos remedios de grandes farmacéuticas.

Neil de Grasse Tyson hablando sobre la cultura científica y mucho más

Neil de Grasse-Tyson hablando con Stephen Colbert de la importancia de la cultura científica en la sociedad.

Just because you don’t understand it, it doesn’t mean is bad for you. Go and figure out how it works. That’s why we need a scientific-literate electorate. [...] So you can drawn your own conclusions rather than turning to a particular TV station that have the conclusions handed to you.

Sólo porque no entiendas algo, no quiere decir que sea malo para ti. Ve y aprende como funciona. Por eso necesitamos un electorado con cultura científica. [...] Para que puedas sacar tus propias conclusiones en vez de encender un canal de TV que te de las conclusiones hechas.

El fragmento es de esta entrevista:

Está en inglés sin subtítulos, pero afortunadamente se entiende bastante bien. Así que reservad cuando podáis hora y media de vuestro tiempo, que siempre es interesante escuchar a de Grasse Tyson.

Pequeño homenaje a Carl Sagan

Ayer, Carl Sagan habría cumplido 77 años.

Cosmos es para muchos el primer contacto que tuvieron con la divulgación científica (no es mi caso, me habría encantado haberla visto y disfrutado cuando tenía 14 o 15 años), o el primer contacto con el escepticismo científico. Sagan tenía esa capacidad de ilusionar, de contar con pasión y a la vez de forma entretenida astronomía, ciencia en general e incluso historia. Al relacionar todos esos temas, da cierta perspectiva sobre el mundo, una perspectiva más amplia de la habitual, exactamente la que transmite el vídeo de arriba, que hoy en día es muy necesaria.

Uno de sus libros, El mundo y sus demonios, tiene como subtítulo la frase: “La ciencia como una luz en la oscuridad”. Creo que no me equivoco si digo que para una generación, la anterior a la mía, la serie Cosmos y sus libros tuvieron parte de culpa a la hora de decidirse por estudiar ciencias. Sagan ayudó a encender esa llama. No dejemos que se apague.

Mala Ciencia en 15 minutos

¿Todavía no has leído Mala Ciencia, de Ben Goldacre? Pues en el siguiente vídeo tienes un resumen muy bueno de lo que puedes encontrar en el libro:

Si quieres el vídeo con los subtítulos en inglés (todavía no están en castellano), está disponible en TEDTalks.

Mujeres escépticas

Carl Sagan, James Randi, Richard Feynman, Isaac Asimov, Stephen J. Gould, Martin Gardner, Bertrand Russell, Richard Dawkins, Michael Shermer, Richard Wiseman, Ben Goldacre, Mario Bunge, Manuel Toharia

Todos los nombres anteriores son referentes del escepticismo científico. Pero comparten además otra característica: todos son hombres.

Se me ha ocurrido hace poco, y pensando rápido y mal, sólo me viene a la cabeza un nombre femenino relacionado con el escepticismo: Ann Druyan.

Como siempre, los comentarios están abiertos al debate, así que si conocéis algún nombre más o queréis comentar algo que se os ocurra al respecto, hacedlo.

PD: y ya de paso, podéis pasaros por aquí y votar por el escéptico (o escéptica) más importante de la historia :)

Intraducibles (IV): From lost to the river

No os voy a engañar, esta entrada es sólo (al final ¿es con tilde o sin tilde?) una excusa para dejaros este vídeo que descubrí a través de Amazings. Pero ya que estamos, no viene mal para conocer algunas expresiones nuevas en inglés:

-She’s irrefutably fair: la palabra fair tiene diversos significados. El más común es el de justo, sin embargo en el caso que nos ocupa quiere decir bonito, bello. Como en el caso de the fair sex: el sexo bello, que siempre queda mejor que decir el sexo débil.

-Pigeonhole se traduce como estereotipo. Pero resulta que pigeon quiere decir paloma, de ahí que cuando al bueno de Tim se le confirman las sospechas, el pigeonhole (agujero de paloma si lo traduces literalmente), se le llene de palomas (immediately fill with pigeon).

-Spin on a dime: cambiar bruscamente. En este caso, si se demostrara que la homeopatía funciona, cambiaría rápidamente mi opinión. Aunque creo que es bastante difícil que esta situación se produzca.

-In for a penny, in for a pound: y llegamos a la joya de la corona. Porque es esta la expresión equivalente al de perdidos al río español.

-This is what gives me a hard-on: esto es lo que me pone cachondo. Y el pensamiento que pone a continuación (sólo soy un pequeño pedazo de carbono en el Universo, al más puro estilo Carl Sagan), realmente es de los que llegan muy adentro.

Y por último, cerrar con la segunda cita de Shakespeare en el vídeo, pero esta vez la correcta:

To gild refined gold, to paint the lily,
To throw a perfume on the violet,
To smooth the ice, or add another hue
Unto the rainbow, or with taper-light
To seek the beauteous eye of heaven to garnish,
Is wasteful and ridiculous excess.

Corresponde a la obra El Rey Juan.

Manifiesto por una Universidad libre de pseudociencia y oscurantismo

Debido a la proliferación de cursos pseudocientíficos en las universidades (para más información leer La lista de la vergüenza) y la guinda en el pastel que ha supuesto la creación de la cátedra de homeopatía en la Universidad de Zaragoza, suscribo y difundo el Manifiesto por una Universidad libre de pseudociencia y oscurantismo que ha creado J.M Hernandez del blog La Ciencia y sus Demonios. Si no sabes lo que es la homeopatía, te recomiendo que leas esta excelente entrada de MiGUi. A continuación reproduzco el manifiesto (las negritas son mías). Para apoyarlo, firma aquí.

Ante la cada vez más abundante proliferación de conferencias, cursos, seminarios y todo tipo de actividades que diferentes corrientes pseudocientíficas están desarrollando dentro del marco de las universidades españolas y latinoamericanas, tendencia que cristaliza en la reciente creación de una Cátedra de Investigación sobre Homeopatía en la Universidad de Zaragoza, los abajo firmantes (científicos, profesores, alumnos y ciudadanos en general) nos vemos en la necesidad de manifestar lo siguiente:

La colaboración entre la Universidad y la Empresa, así como con otros organismos y agentes sociales es enriquecedora, productiva y debe ser considerada como una de las prioridades de la política universitaria. Los acuerdos y contratos para la transferencia de resultados de la investigación a la empresa privada pueden representar una importante fuente de financiación para las universidades públicas; los cuales, desarrollados convenientemente, permiten una mayor productividad científica y la optimización de las aplicaciones de tal actividad. Sin embargo, creemos que no es justificable que la Universidad busque vías de financiación a cualquier precio, y aún menos si con ello pervierte su filosofía y fines fundamentales.

La Universidad Pública, como cualquier otro organismo de la administración, debe estar al servicio del ciudadano, manteniendo un contacto permanente con la sociedad de la que forma parte, mediante una comunicación constante que permita la sintonía entre el mundo universitario y las necesidades sociales. Para cumplir estos objetivos, la Universidad debe ser un adalid en lo referente a innovación y a exploración de nuevos caminos para el conocimiento. La Universidad nunca debe ser una estatua, sino una animación en constante movimiento.

No es posible entender la función investigadora y el compromiso social de la Universidad sin la imbricación con su papel fundamental en la formación de ciudadanos libres, capaces de enfrentarse al mundo mediante una mentalidad crítica que les permita escapar de las cadenas de la irracionalidad, la superstición y la ignorancia. Esta función docente, completamente consustancial a la institución universitaria, va más allá de las aulas, al representar la Universidad un referente en cuanto a conocimiento y racionalidad para toda la sociedad.

En este sentido, la Universidad juega un papel muy importante ante el avance que en la sociedad contemporánea están teniendo determinadas corrientes anticientíficas y antirracionales, que pueden suponer un significativo retroceso hacia el oscurantismo y la superstición, algo que se encuentra en el polo opuesto de los objetivos universitarios. Nos preocupa, como universitarios y como ciudadanos, que bien entrado el siglo XXI cada vez prolifere un mayor número de terapias más próximas a la magia que a la medicina, en muchas ocasiones amparadas por instituciones y empresas médicas profesionales; nos preocupa que presidentes de gobierno consulten astrólogos; que pulseras mágicas declaradas oficialmente fraudulentas sean portadas por ministros de sanidad y constituyan el regalo más vendido de las últimas navidades; que cada vez haya más ciudadanos que crean firmemente que las vacunas son tóxicas y nefastas para la salud; que aumente el número de enfermos que abandonan el tratamiento médico para abrazar alternativas esotéricas; nos preocupa muy seriamente que gran parte de la población vuelva a confiar más en los curanderos que en la medicina científica.

Nos preocupa que la Universidad pueda convertirse en un mercadillo que de cabida a cualquier alternativa irracional al conocimiento científico. Sólo una mal entendida apertura de mentalidad puede justificar que se enseñe alquimia en las Facultades de Química, ufología en las de Física o el diluvio universal en las de Historia. Ofrecer el foro universitario a las pseudociencias, en igualdad de condiciones con el conocimiento racional, no se traduce en ningún enriquecimiento cultural, sino en una validación universitaria de la superstición y la charlatanería. Difícilmente podremos educar a nuestros hijos sobre la inexistencia de bases empíricas en la predicción astrológica si van a encontrar en el campus universitario cursos de postgrado en astrología.

Reza una de las máximas en ciencia que la razón no debe aceptar algo como cierto sólo porque lo afirme mucha gente o porque lo suscriban personajes importantes, y que siempre es necesario detenerse ante cualquier afirmación y dudar sobre si es o no cierta. Esto obliga a actuar mucho más despacio, a sopesar cuidadosamente las opciones, a avanzar con cautela ante cualquier tipo de propuesta. Y esta es una de las cosas que creemos firmemente que debe enseñarse en las universidades.

Por todo ello, nos preocupa que la Universidad de cabida a cursos sobre acupuntura, a conferencias sobre creacionismo, a seminarios sobre astrología y a cátedras sobre homeopatía. Nos preocupa especialmente si no se enfocan como un debate crítico y un análisis racional, sino con un presupuesto de funcionalidad y validación científica de los que no sólo carecen, sino que están en frontal oposición al espíritu crítico universitario.

En el caso concreto de la homeopatía, aunque de igual aplicación para el resto de pseudociencias, no se ha demostrado científicamente ni su fundamento teórico (que contradice nuestros conocimientos sobre química y medicina más elementales), ni su efectividad más allá de un placebo. Décadas atrás, se destinaron importantes estudios a buscar una posible base en los postulados homeopáticos, los cuales no han variado significativamente en doscientos años, base que jamás se encontró.

Nos resulta extremadamente paradójico que mientras gobiernos europeos retiran fondos y apoyos estatales a la práctica homeopática, en España se instauren cátedras dentro de las universidades públicas. El aval que esto supone, sitúa a la homeopatía, a la astrología o al espiritismo dentro de la categoría de disciplinas universitarias; máxime cuando no nos encontramos exclusivamente ante una actividad de investigación sobre un fenómeno dudoso, sino ante una institucionalización dirigida a la formación y divulgación de estos postulados.

Consideramos por último, que si bien está justificado profundizar y destinar fondos a cualquier aspecto que pueda ser investigado, la especial situación económica actual convierte la inversión de esfuerzo y medios en este tipo de disciplinas totalmente desacreditadas en un acto de puro despilfarro de recursos, que podrían emplearse en líneas de investigación y docencia muchísimo más prioritarias.

Las personas que desde distintos estamentos y colectivos de la sociedad suscribimos este manifiesto, deseamos llamar la atención sobre este importante aspecto al conjunto de la población y, especialmente, a las autoridades académicas y gubernativas, confiando en que la razón acabe imponiéndose sobre la superstición y el oscurantismo.

Las cámaras Kirlian y el efecto corona

La imagen que abre el post es una fotografía de las yemas de los dedos tomada con una cámara Kirlian. Bonita, ¿verdad? Estas cámaras son utilizadas por sanadores alternativos, seguidores de la New Age y otros para demostrar la existencia del aura (aura, biocampo, campo bioenergético o como se os ocurra rebautizarlo). Hay sanadores que incluso afirman poder detectar el origen de la enfermedad mediante estas cámaras (echando mano a chakras bloqueados y demás parafernalia pseudocientífica).

Claro, estas teorías se van al traste con la siguiente imagen, el aura de una moneda:

Porque el dinero no tiene alma. En todo caso, hablando metafóricamente, tendría el alma negra, pero eso es otra historia.

Entonces, ¿qué es lo que está pasando aquí?, ¿cómo se toman estas fotografías? Dejando de lado los intentos de explicación magufos (ejemplo perfecto de “no sé lo que es, pero debe de ser el aura), vayamos a las bases reales. Pero antes, veamos qué hay dentro de una cámara Kirlian, con este vídeo “hágalo usted mismo”:

Al poner en contacto el dedo con la película (debajo está el circuito), y presionar el botón, por tu cuerpo pasa una corriente de alto voltaje (depende de la bobina de encendido, tomando como ejemplo éstas, unos 24000 V o más), pero de bajo amperaje. Es ahora cuando introducimos el concepto del que trata esta entrada: el efecto corona.

Para que este efecto tenga lugar, es necesario que la tensión a la que sometemos el aire supere su rigidez dieléctrica. En condiciones normales, y para el aire seco, es de 30 kV/cm. Esto quiere decir que si se somete al aire a una tensión superior a 30 kV,  ya no se comportará como un dieléctrico (un aislante), y conducirá parte de las cargas eléctricas de la corriente que circula por el conductor (que en  este caso es nuestro cuerpo, o el objeto que se ponga en la cámara). Y es este aire ionizado el que deja esa particular marca en las fotografías que podemos ver arriba.

Por último, un recordatorio: si se lleva marcapasos, desfibrilador, implante coclear y otros instrumentos NO usar estas cámaras Kirlian, ya que la corriente circularía a través de estos aparatos también, fastidiándolos.

================================================================================

Fuentes:

Imágenes: Wikipedia: 1 y 2

Información:

PDF de una presentación de Pablo Ledesma.

Física para la ciencia y la tecnología, Paul A. Tipler y Gene Mosca.

Phil Plait – No seas un gilipollas


He subtitulado la charla de Phil Plait en The Amazing Meeting 8, ya que me pareció muy interesante. También quiero dejar una serie de enlaces sobre cosas a las que se hacen referencia en la charla, aunque siento que muchos de ellos sean en inglés:

-El tema de porqué la Luna se ve mayor en el horizonte: lo ha tratado el propio Phil Plait en su blog: http://blogs.discovermagazine.com/badastronomy/2010/05/13/why-does-the-moon-look-so-huge-on-the-horizon

-El caso de Julia Sweeney: os dejo el monólogo (en inglés) de cómo esta actriz pasó de ser creyente a escéptica:

-Sylvia Browne: médium británica a la que James Randi ha retado en varias ocasiones a probar que tiene poderes, como muy bien explican en la página de Wikipedia que he enlazado.

-En Magonia expusieron el caso de Simon Singh y los quiroprácticos: http://blogs.elcorreo.com/magonia/2009/6/4/los-quiropracticos-contra-simon-singh-justicia-britanica

-Sobre el caso Wakefield: http://www.espejoesceptico.com/2010/01/el-caso-wakefield.html

-El vídeo de James Randi y la cirugía psíquica: el vídeo al que hacen referencia en la charla es éste:

-Los creacionistas y el movimiento de recesión de la luna: http://www.talkorigins.org/faqs/moonrec.html

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

%d personas les gusta esto: